miércoles, 30 de diciembre de 2009

Visados, Ley Ómibus y Colegios Profesionales

Las Licencias de Actividad vienen reguladas en nuestro ámbito por la Ley 2/2006 de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental y su desarrollo reglamentario (Decreto 127/2006), las dos publicadas en DOCV. Es conforme a ellas donde se regula el procedimiento de Licencias de Actividad por lo que mientras que no se modifique esa legislación autonómica pueden pedir en una Ley Nacional unos mínimos (la Ley Ómnibus, recientemente aprobada y publicada), pero se tendrá que cumplir esta mayor exigencia a nivel autonómico, además, cuando redunda en una mayor seguridad y bienestar de los ciudadanos.

Algunos piensan en la desaparición del Visado pero puede que nos estemos precipitando. Realmente, lo que pretende la Ley de servicios es agilizar el trámite de la Administración en general y evitar costes excesivos y con esto quiero decir: la tasa por tramitar la Solicitud de Compatibilidad Urbanística en el Ayuntamiento de Alicante está en 100 euros. Posteriormente la tasa de la Licencia Ambiental es de 500 euros y en el Ayuntamiento de Elche puede llegar a los 1000 euros. La tasa de visado para ese tipo de documentos en el COITIA es de 18 euros ó 30 euros, en función de si son menos o más de 250 metros cuadrados de local. Esta tasa incluye la revisión preceptiva del trabajo, su adaptación a la legislación vigente y la garantía de que el técnico que está redactando ese trabajo tiene los conocimientos y la formación necesaria para hacerlo.

Pienso que la documentación técnica redactada y firmada por nuestros técnicos se seguirá visando, máxime cuando también desde las compañías de SRC se están reorientando y están exigiendo dicho visado como garantía para poder cubrir la actividad del ingeniero ante cualquier siniestro.

Creo que los cambios van a llegar, pero no serán tan drásticos e inminentes, sobretodo en el aspecto de la seguridad de las instalaciones y las actividades, que es el nuestro. Con esto no quiero decir que no se tengan también que revisar nuestros procedimientos y hacerlos más eficientes, así como el buscar otras fuentes de financiación y dar otros nuevos servicios y valor añadido a nuestros colegiados.

domingo, 2 de agosto de 2009

Ley Ómnibus y Colegios Profesionales

Las tecnologías de la información y las telecomunicaciones han experimentado una revolución sin precedentes en los últimos años. Como dice Álvaro Gonzalez-Alorda, existe una generación que ha pasado de teclear en una máquina de escribir a deslizar los dedos por la pantalla táctil del i-phone. Contemporánea, la Administración ha evolucionado también con una regulación quizá excesiva de trámites burocráticos que es necesario reordenar y replantearse.

La Directiva de Servicios, publicada en el Diario Oficial de la Comunidad Europea de 27 de diciembre de 2006 tiene próxima su trasposición a nuestro ordenamiento jurídico: la denominada Ley Ómnibus, término precursor de vehículos como el tranvía y que inspira cataclismos de proporciones bíblicas, nos impulsa hacia cambios regulatorios del sector servicios en nuestro país. Estará aprobada antes de finalizar el año 2009.

Como en cualquier proceso de cambio, se generan tensiones y se producen manifestaciones y argumentación en contra y a favor. Desde la Comisión Nacional de la Competencia se ha enarbolado una clara posición que propugna la desaparición de los Colegios Profesionales y su actividad.

Pero centremos los principios de la futura nueva regulación: la directiva establece claramente la liberalización de los servicios y la simplificación de los procedimientos, en absoluto se establece una desregulación de las actividades profesionales que parece que pretenden desde la CNC. ¿Cómo se va a garantizar la habilitación profesional de un arquitecto cuando proyecte un edificio? ¿y las de un ingeniero las instalaciones de baja tensión? ¿podrá cualquier insensato proyectar técnicamente y tramitar en las Consejerías de Industria o Ayuntamientos sin ningún tipo de garantía hacia la sociedad de su "saber hacer"? ¿qué respaldo va a tener la Administración que le garantice la identificación del profesional y que no está inhabilitado?, y respecto a la documentación técnica que está tramitando ¿es acorde con la normativa técnica en vigor?. Y qué decir del ámbito sanitario: si ya ocurren casos de intrusismo profesional de facultativos existiendo los Colegios y que aún así se genera una alarma social importante, ¿dónde llegaría la locura sin ese control?



Pienso sinceramente que se está llegando demasiado lejos con algunas declaraciones irresponsables fomentando la desaparición de los Colegios. Entiendo que gracias a ellos, tenemos una garantía de la calidad en multitud de disciplinas profesionales.

Ciertamente, los Colegios están amparados por la Constitución y tienen su papel y su significación en la sociedad en la que vivimos como garantes de las diferentes profesiones, que son su razón de ser.

jueves, 4 de junio de 2009

Hacia un nuevo mercado eléctrico

Hoy he entrado a la Jornada Técnica sobre la liberalización del mercado eléctrico celebrada esta tarde en el COITIA.

Los cambios son inminentes en las comercializadoras y la liberalización del mercado de Baja Tensión es una realidad. Los ponentes de Iberdrola han explicado los conceptos fundamentales en los que se establecerá el inicio de este nuevo mercado a partir del próximo 1 de julio de 2009.

Partiendo de que el mercado eléctrico se divide en 4 grandes ámbitos: Generación, Transporte, Distribución y Comercialización, la sesión se ha centrado en este último sector, donde un gran número de usuarios se van a ver abocados a negociar y tomar decisiones respecto a su proveedor de electricidad como ocurre, por ejemplo, con los teléfonos móviles.

Se plantea un primer umbral de contratación hasta 10Kw donde la elección de "Libre mercado" o pasar a lo que se denomina "Tarifa de último recurso" no es algo crítico que se tenga que decidir antes de final del mes de junio pero nos emplazan a comenzar a analizar propuestas para elegir nuestra comercializadora.



Por encima de 10 kw recomiendan no dormirse en la elección pero en cualquier caso no es urgente la decisión, eso sí, leyendo siempre la letra pequeña de los contratos de las comercializadoras.

La tarifa de último recurso se espera que vaya incrementándose en algo a la actual pero siempre de forma moderada. Paralelamente con ello se simplifican todas las tarifas y se modifican las franjas horarias de tarificación.

Frente a la coyuntura existente, la firma de contratos debe acordarse por no más de un año, dada la posible movilidad del mercado en ese tiempo y fundamentalmente porque nadie se atreve a predecir situaciones más allá de ese periodo.

Por último, nuestra factura de la luz se dividirá fundamentalmente en dos partes: por un lado el "Peaje" que aproximadamente de 100 euros de factura, 22 euros corresponderían a esta parte. De los otros 78 euros, el 21% son impuestos y el resto sería el término de energía (consumo en kw·h). Los famosos descuentos de las comercializadoras (5-12 %) se establecen en este último término.

Para más información podéis pinchar aquí.

domingo, 26 de abril de 2009

La forma de la crisis

Ayer sábado asistí en la sede de Fundesem a una conferencia de Evaristo Ferrer sobre su análisis del entorno económico actual.

En la última parte de la mañana, tras haber disfrutado de la disertación de Evaristo, persona que logra cautivar y mantener la espectación durante todas sus intervenciones apabullando en algunas ocasiones con un mar de cifras y datos, nos planteó una pequeña dinámica por grupos en la que teníamos que analizar desde nuestra perspectiva, la forma en que España sufrirá la crisis, así como su duración.

Entre las formas posibles en las que teníamos que encontrar similitud: L, U, V y W más la denominada "Nike" por la similitud con el logotipo de la famosa marca de ropa deportiva.

"V": Se produce una rápida caída del crecimiento que se recupera en los trimestres siguientes, ejemplo de lo ocurrido en los años 1990 y 1991.
"W": Tras una brusca caída, hay una aparente reacción de importancia, pero la debilidad vuelve a imponerse, que puede asemejarse a las caídas de los años 1970 y 1980.
"U": La etapa de crecimiento negativo es algo mayor porque la profundidad de la recesión también lo es. Recesión de 2001.
"L": La peor de todas las posibles situaciones. Da lugar a un largo periodo de depresión económica como la situación nipona.
"Nike": Tras una brusca caída, la recuperación es lenta pero sostenida.

Tras la puesta en común de los grupos junto con las matizaciones y orientaciones de Evaristo, logramos discernir un panorama algo preocupante pero con la convicción de que la salida de la crisis es posible pero comportará cambios profundos en la coyuntura económica tradicional.


Considerando que nos encontramos en recesión en nuestro país (crecimiento negativo de tres trimestres consecutivos: desde 3er trimestre de 2008), el resultado de la encuesta por grupos indicaba que la crisis tiene forma de "L" tendiendo a "Nike" y que la recuperación la tendremos en 2012 (aproximadamente tres años y medio).

Según la previsión de Evaristo, se trata de una crisis Tipo "U" con la salida para mediados de 2011 (unos tres años).

Junto a las previsiones indicadas, fue sumamente interesante el análisis que paralelamente realizamos sobre los puntos fuertes y débiles a tener en cuenta y que argumentaban la tipología de crisis de la que fue objeto la dinámica. Algunas de ellas son las siguientes:

Puntos débiles:
- El problema coyuntural del PARO y la poca cualificación de la mano de obra.
- Déficit exterior
- Baja productividad
- Mercado laboral rígido
- Deslocalización
- Stock de vivienda
- Economía excesivamente dependiente del sector construcción
- Retraso en infraestructuras respecto a otros países europeos

Puntos fuertes:
- Posibilidad de onversión en Obra Pública
- Sistema bancario español saneado
- Bajos tipo de interés
- Las TIC
- Régimen energético
- Turismo
- Reducción del absentismo laboral
- RRHH

Anexo 1: distribución del PIB español
Servicios 61%
Construcción 18%
Industria 17 %
Agricultura 4%

martes, 17 de marzo de 2009

No ha sido tiempo perdido

El pasado miércoles saludé personalmente a Javier por última vez. El desempeño quizá excesivo de mi trabajo principal en el COITIA, me obligaba a citarle en mi despacho de la Avenida de la Estación para ultimar los detalles de la presentación y trámite de su proyecto final de carrera en la UMH: básicamente mi labor se ha centrado en orientarle con el papeleo necesario para la presentación de un proyecto realizado y evaluado ya en Italia, en el Politécnico de Torino, y dirigido por el profesor Bruno Balla Chiara.

Todavía no logro digerir lo que ha ocurrido. Todavía permanece en mi memoria la conversación de esta mañana avisándole de que me iba a retrasar y que contactara con Nuria cuando llegara a la universidad. Ella le acompañaría al aula y le ayudaría con la conexión del ordenador y el cañón de vídeo para la presentación.

No tengo palabras para describir las sensaciones tan extrañas volviendo hacia Alicante después de habernos quedado Nuria y yo esperando en la puerta del Salón de Grados.

Sumido en una inquietante conjetura habiendo presenciado el escenario del accidente al entrar y salir de Elche, estaba algo desorientado y me resistía a pensar lo peor. Al llegar a casa recibí la tremenda noticia. Me senté de repente delante del ordenador de casa y sin saber por qué, busqué el pdf con el proyecto que no se había presentado y empecé a leerlo.

Cuando nuestros semejantes nos abandonan de forma inesperada nos envuelve una profunda tristeza, pero pienso que todavía con más intensidad cuando es alguien cercano y con una vida por delante.

En el prólogo del proyecto esperas demostrar que no ha sido tiempo perdido todo el trabajo realizado. Estés donde estés, y si puedes leer estas líneas, he de contestarte que ha sido un proyecto magnífico y lo has demostrado con creces. Cualquier generación de conocimiento y su divulgación es un privilegio de seres inteligentes que buscan con inquietud respuestas, así como crecer en sabiduría. Tu trabajo ha sido un ejemplo de ello, fruto de la constancia y tesón que has entregado, superando los inconvenientes del idioma y que seguro se convertirá en fuente para el desarrollo de otros Proyectos y Tesis Doctorales.

Hasta siempre.

miércoles, 11 de febrero de 2009

¡Córtame el pelo, Ramón!

Ramón es peluquero. Desde mi niñez, durante la ajustada media hora en la que desarrolla su trabajo, conversamos sobre temas muy variados e interesantes que han ganado en profundidad y madurez inversamente al volumen de pelo extraído, desafortunadamente para mí.

En la última ocasión que pudimos hablar, escuchando en la radio de fondo una tertulia sobre la famosa “crisis hipotecaria”, me surgió una cuestión de la que son fruto estas líneas. Le formulé una pregunta entre ingenua y curiosa sobre la perspectiva de su recuerdo en anteriores periodos de dificultad.

Ramón, hombre de gran sensatez y experiencia a la vez que gran observador de los detalles cotidianos en las personas, me relataba sus experiencias en anteriores periodos que íbamos enmarcando aproximadamente en la crisis de petróleo de 1973, los periodos inflacionistas del año 1979 al 1982 en España, la anterior crisis inmobiliaria de 1992 y en los ajustes de alrededores de 2002. Pero en ninguna de esas fechas encontraba similitudes que me sirvieran de referencia para intentar un paralelismo con el momento actual.

Realmente, ni siquiera los expertos se ponen de acuerdo en la valoración de la gravedad ni las consecuencias de lo que está ocurriendo, por lo que sólo el paso del tiempo permitirá que los entendidos lo interpreten en sus artículos y libros.

Los expertos vaticinan que los ciclos económicos experimentan una disminución de su amplitud debido fundamentalmente a la amortiguación proporcionada por las medidas de control de los bancos centrales y las herramientas utilizadas para regular las grandes variables macroeconómicas. Pero en este momento estamos en el ojo del huracán y hay dos aspectos que adquieren una relevancia que en otras ocasiones no ha trascendido: por un lado el carácter global de la crisis, lo que requiere de una acción coordinada y conjunta de los bancos centrales y los gobiernos para que las medidas a tomar tengan el efecto deseado; por otro lado, la caída en picado de la confianza del consumidor que me atrevería a decir, si cabe, acentuada por los medios de comunicación. ¿Qué debe estar ocurriendo cuando las principales variables macroeconómicas (inflación, precio del petróleo, euríbor) se han moderado pero no se arregla la situación?

Las hipótesis tradicionales sobre la autorregulación de los mercados se cuestionan ante el inquietante protagonismo asumido por algunas economías: el exceso de ambición nos ha llevado a un proceso de autodestrucción y algunos dirigentes estudian modelos de regulación e intervencionismo que no habían sido considerados con anterioridad.

Todo esto nos lleva a una conclusión irrebatible: iniciamos un proceso de renovación y cambio en los modelos de negocio, en las relaciones humanas y profesionales, así como una serie de transformaciones de ámbito social, cultural y organizacional. Pero la naturaleza humana se destaca por su resistencia natural al cambio, el profundo instinto de supervivencia que empaña la capacidad de reflexión y el positivismo que son necesarios para emprender ese proceso. Existe una generación preparada para recoger el testigo y liderar este momento de transformación. Aquellos que no estén dispuestos serán meros espectadores de esta magnífica y fascinante experiencia.

domingo, 25 de enero de 2009

Nueva publicación docente


Bueno, pues aquí lo tenemos. Es una publicación realizada como recopliación de las transparencias de los contenidos de la asignatura de Tecnología de Máquinas de 4º de Ingeniería Industrial, en concreto en el apartado de Diseño y Seguridad de Máquinas. Espero que sea de utilidad para mis alumnos.


También quiero agradecer a los profesores Emilio Velasco, Ramón Peral y Nuria Campillo, su ayuda y aportaciones para conseguir una publicación que recoje aspectos de seguridad en varios ámbitos de la actividad industrial.

Visita a la planta de ciclo combinado de AES en Cartagena

El pasado jueves 22 de enero de 2009 me desplacé con mis alumnos de 4º de Industriales a una visita a la planta de Ciclo Combinado de AES en Cartagena. Por supuesto, nada habría sido posible sin la ayuda de Antonio de Lara, responsable de seguridad de la planta.



La visita se enmarca dentro de la asignatura de Tecnología de Máquinas y considero que es una gran oportunidad para los alumnos de afianzar conocimientos sobre seguridad en procesos industriales y operaciones de mantenimiento, en lo que concierne a la gestión y control de dispositivos de seguridad y prevención de riesgos.



La planta de ciclo combinado que AES tiene en Escombreras comenzó su actividad en Diciembre de 2006 con una inversión de 920 millones de dólares. Además cuenta con las tecnologías más avanzadas de control.

Tiene una capacidad de generación eléctrica de 1200 MW que se producen a través de tres turbinas de gas de ciclo combinado. Esta producción es capaz de suministrar suficiente electricidad para aproximadamente 300.000 hogares de nuestro país.



Una de las acciones llevadas a cabo por Antonio en la planta, con el fin de "evangelizar" a los trabajadores en la cultura de la prevención de riesgos me pareció sumamente interesante e innovadora. La realización, además de las preceptivas indicaciones y cursos habituales de seguridad, una campaña de comunicación interna llevada a efecto mediante cartelería y propaganda de diversos lemas sobre seguridad. Uno de ellos lo reproduzco en la imagen.