sábado, 26 de junio de 2010

Emprendurismo y branding personal

He estado leyendo últimamente acerca de la creación de "personal branding", desarrollo de perfiles profesionales, estrategias de posicionamiento personal y en definitiva todo aquello relacionado con el emprendurismo individual.

Quizá es interesante desde el punto de vista de creación de una identidad profesional y personal propia y que además sea reconocida por el entorno. Pero ¿qué ocurre después? cuando creces y te rodeas de un equipo de trabajo, cuando sobreviene el reto de motivar y promocionar a tu gente para que se convierta en un equipo de alto rendimiento? Lograr que se identifiquen con los objetivos de la empresa, que se ilusionen por un proyecto común, lograr un equipo cohesionado y comprometido.


La selección de personas es la clave para conseguirlo, ¿perfiles adecuados? quizá no los mejores o mejor preparados, pero desde luego la clave está en identificar aquellos con las actitudes -no necesariamente aptitudes-, para lograr un equipo capaz de complementarse y adquirir un desempeño colectivo de gran rendimiento.

Existe, efectivamente mucho talento desaprovechado en empresas con poca o ninguna capacidad para motivar e ilusionar a las personas (¿sólo el dinero?) y ahí está la clave: "descubrir" a las personas, conocer lo que les motiva e ilusiona y convertirlas en equipos de trabajo ilusionados con un proyecto común.